SubwoofersWikisound

Tipos de Subwoofers

¿Cuál es el subwoofer que necesito para mi sistema de audio?

Un pregunta que suelen hacer muchos compradores es esta: ¿Qué subwoofer me recomienda?.

Esto que parece fácil se complica un poco debido a los diferentes tipos de subwoofers que hay en la actualidad y a las prestaciones que son capaces de darnos. Podríamos hacer varias divisiones y estar comentando páginas y páginas sobre subs pero vamos a intentar simplificar un poco este tema para aquellos que están en proceso de comprar un subwoofer para su sistema de audio o home cinema.

Haremos las siguientes divisiones:

ALIMENTACIÓN: pasivo o activo.

TIPO DE CAJA: sellados, con puertos, con radiadores pasivos

TIPO DE PROYECCIÓN: proyección frontal o proyección inferior.

Ya vimos en otro artículo todo lo relatico a la colocación de un subwoofer dentro de una sala, así que ahora completaremos esa información con los tipos de subwoofers.

Diferentes tipos de subwoofers
Tipos de Subwoofers

Subwoofer pasivo

Los subwoofers pasivos se llaman así porque necesitan ser alimentados por un amplificador externo. El concepto es similar al de los altavoces pasivos pero en este caso se trata de una caja especializada en graves. El subwoofer pasivo recibe la señal de audio potenciada directamente de la salida específica para ello del amplificador o del receptor A/V. Este tipo de sub era suministrado en equipos home cinema de gama entrada. Casi todos los subwoofers pasivos de uso doméstico tienen proyección lateral.

  • Al no tener alimentación propia consume menos
  • La potencia que ofrece es inferior a un subwoofer activo de las mismas dimensiones
  • Las prestaciones dependen mucho del amplificador que se utilice

Subwoofer activo

Hoy en día es el formato más extendido en todos los fabricantes. Se denomina subwoofer activo porque cuenta con una placa de amplificación, es decir, su propia amplificación. Deben ir enchufados a la red eléctrica y mediante otro cable específico de subwoofer al amplificador o receptor AV. Existen y cada vez es más común, subwoofer activos inalámbricos que ya no precisan de cable, lo que nos permite jugar con las distancias de colocación y evitar pasar cables por los muebles o paredes. Las barras de sonido, por ejemplo, suelen integrar subwoofers activos inalámbricos.

Dentro de los subwoofers activos nos encontramos diferentes tipos, algunos hechos para usos específicos y otros con diversos tipos de tecnologías para favorecer las prestaciones de los mismos.

  • Consume más energía que uno pasivo
  • Permite configurar varias características
  • Ofrece más potencia que uno pasivo a igualdad de pulgadas.
  • Influye en la potencia, la amplificación con la que cuenta y el tamaño.

Diferencia subwoofer activo y pasivo

Como hemos visto, la principal diferencia es el tipo de amplificación que se utiliza y la posibilidad de configuración. El Subwoofer activo dispone de su propio amplificador y fuente de energía y el subwoofer pasivo precisa la señal amplificada desde el amplificador y por tanto no tiene fuente propia de alimentación.

Subwoofer por tipo de proyección

Subwoofer de proyección inferior o al suelo

Los subwoofer de disparo o proyección inferior están diseñados de tal forma que la onda de sonido choca con el suelo. Para ello, el driver está colocado en la cara que va al suelo. Orientando así el driver, lo que se consigue es hacer partícipe al suelo del efecto del subwoofer. El choque de la onda con el suelo hace que esta se propague hacia todos los lados. Normalmente este tipo de subwoofer son pequeños, de 6 u 8 pulgadas, y se hacen así para aprovechar el efecto suelo sin necesidad de generar demasiada potencia.

Este tipo de subwoofers es indicado para espacios pequeños o para dar un leve efecto de graves.

  • Hace que el suelo vibre por lo que hay que tener en cuenta a los vecinos
  • Las potencias no son altas
  • Hay algo menos de definición en el grave que en otros sistemas
  • Nada aconsejable colocarlo en muebles.

Subwoofer de proyección frontal

Los subwoofer de proyección frontal (también incluimos a los de proyección lateral) mandan la onda de sonido allá dónde se apunte, por lo que hay que contar con la colocación y la orientación del mismo. Un subwoofer con proyección frontal manda la onda de sonido como si fuera un cañón sobre la zona de escucha de forma direccional. Los tamaños más normales con este tipo de proyección son de 10, 12 y 15 pulgadas. Encontramos también algunos modelos en 6 y 8 pulgadas, sobre todo en sistemas pequeños de home cinema o barras de sonido.

La proyección frontal en subwoofers es más indicada para pisos ya que hace retumbar menos el suelo. Este tipo de subwoofers suele ser más potente y por tanto están más aconsejados para salas a partir de de 20 metros cuadrados. Si bien, la potencia de salida puede ser controlada desde el propio subwoofer para ajustarlo al entorno y al efecto de graves deseado.

  • Colocación orientada a la zona de escucha
  • Gran efecto de graves (ajustable)
  • Buena definición
  • Indicado para salas amplias.

Subwoofer por tipo de caja

Subwoofer de caja sellada

Este tipo de subwoofers pueden ser activos o pasivos. En estos subs, la caja no dispone de aberturas comprimiéndose la onda contraria de sonido dentro de la caja. Normalmente son de proyección frontal o lateral. la ventaja principal es que la relación de potencia/tamaño de caja suele ser bastante buena. Sin embargo, es recomendable que la construcción del mismo sea bastante buena ya que está sometido a más presión que otros sistemas. Se consiguen unos graves más apretados por lo que es idóneo para espacios pequeños o para colocarlo en alguna zona poco amplia. Al no llevar salida de aire, se puede pegar a la pared.

  • Buena calidad de sonido y graves precisos
  • El tamaño de la caja suele ser inferior a otros sistemas con las mismas pulgadas de driver.
  • Tienen muy buena capacidad para llegar a frecuencias muy bajas
  • Para graves potentes, necesita aplicarse más potencia que otros sistemas.

Subwoofer con puerto bass reflex

Es un sistema muy extendido y casi todos los fabricantes tienen una amplia gama de subwoofers con sistemas bass reflex. Consiste en que en el subwoofer se colocan estratégicamente y mediante una fórmula, una o dos entradas/salida de aire. Estas salidas o puertos, pueden estar colocados delante (en la misma cara que del driver), debajo (en la cara inferior) o detrás (en la cara posterior).

La salida delantera facilita que el subwoofer pueda arrimarse a la pared o aun mueble ya que toda la onda de respiración sale hacia delante. La salida trasera necesita que el sub se coloque a cierta distancia de la pared, aprovechando esta pared para propagar esa onda contraria y generar más efecto. La salida inferior, normalmente en subwoofers de proyección inferior, hace el mismo efecto que la salida posterior.

  • Necesitan menos potencia para generar graves
  • Aprovechan el entorno
  • Son subwoofers más amplios y por lo tanto ocupan más que otros formatos.
  • Es importante la colocación del subwoofer.
  • Son más económicos que los subwoofers sellados
  • Precisan de menos energía

Subwoofer con radiadores pasivos

Este sistema de subwoofer consiste en que el sub dispone de un driver activo, en el que se emite la señal de graves, y también tiene uno o varios radiadores pasivos. Los radiadores pasivos son conos que no llevan driver, es decir, no influyen sobre ellos la electrónica del subwoofer. Se mueven aprovechando la onda contraria, por compresión en la caja, del driver activo. Cuando el driver activo vuelve, genera una onda de retorno dentro de la caja que estos radiadores aprovechan para reproyectarla al entorno. Lo que se consigue es una sensación de más potencia y precisión en los graves.

Es decir, que los conos de subwoofer (y también altavoces) pasivos se llaman así porque no funcionan con electricidad, sino que funcionan con la presión de aire creada por los altavoces de la caja que si funcionan con energía eléctrica.

Generan audio de buena calidad pero la potencia suele ser menor que la de un subwoofer con puertos.

  • La colocación es exigente
  • Potencia contenida
  • Buena precisión de sonido

Existen otros tipos de subwoofers menos utilizados en entornos domésticos y también existen subwoofers para instalación en techo y paredes y para uso en exteriores. Pero estos tipos, se merecen un artículo adicional en SonidoOk.

¿Qué es un subwoofer slim?

Se denomina subwoofer slim a un tipo de subwoofer con una estructura rectangular y plana. Estos subwoofer slim están pensados para ocupar poco espacio pudiendo ir pegados a la pared, dentro de muebles o incluso bajo los sofás. Suelen tener un formato rectangular y son de proyección frontal con bass reflex. Generalmente son de entre 6 y 10 pulgadas utilizándose en sistemas home cinema para salas pequeñas o también junto a barras de sonido. Podemos encontrarlos inalámbricos o con conexión por cable. Algún modelo de subwoofer slim puede ser el Jamo S 810 oel Teufel T6. Puedes consultar nuestra guía de los subwoofer slim para ampliar características y curiosidades.

Gonzalo Amade

Más de 20 años de experiencia en la distribución de productos de audio y electrónica permiten concentrar un volumen de conocimientos amplio sobre los productos dentro de este sector.